fbpx
El Ciclo de la Vida: la Concepción

El Ciclo de la Vida: la Concepción

En el vídeo introductorio que lanzamos hace unas semanas, te contaba cómo nuestra vida danza al compás de múltiples ciclos: el ciclo de las estaciones del año, el ciclo lunar y el ciclo de las etapas de la vida de las personas, entre otros.

Te contaba también que la vida es como un gran viaje con muchos retos, durante el cual ascendemos una especie de montaña para llegar aproximadamente a los 45 años a su cima, y a partir de ahí empezar a descender. La concepción sería el punto de partida del Camino.

En el vídeo de hoy, te hablo de la Concepción, ese momento a partir del cual existimos como personas. Ese instante mágico en el cual se unen el óvulo y el espermatozoide, y a partir del cual existe un nuevo ser.

La concepción es para mí el momento en el que el Alma se encarna en ese nuevo ser.

Dicho esto… aquí tienes el nuevo vídeo dividido en 2 partes, ¡¡espero que te guste!!

 

 

EL SÍMBOLO DE LA ESPIRAL

Hay tradiciones que afirman que nuestra vida es como una Espiral y que el punto donde se origina está en el centro, y a su vez el punto de llegada y de este modo, concepción y muerte son una misma cosa. Desde la concepción se va caminando a lo largo de la espiral, hasta llegar al borde más externos en la mitad de la vida para, a partir de ese momento, iniciar el camino de regreso hacia el centro.

 

DISTINTOS ESCENARIOS EN LA CONCEPCIÓN DE UN/A HIJO/A

Puede haber distintos escenarios en el momento en que se concibe un hijo/a y cómo sea ese escenario influirá de manera muy importante en cómo va a ser después la vida de esa y las relaciones que se establezcan entre los miembros de su familia:

  • Una pareja que tiene un encuentro sexual y conciben un hijo sin que lo hubieran previsto y sin desear tenerlo.
  • Una pareja que tiene un encuentro sexual y conciben un hijo sin que lo hubieran previsto, y tras el primer impacto, deciden tenerlo y se alegran de ello.
  • Una pareja que desea tener un hijo/a y empiezan a tener encuentros sexuales con este fin.
  • Una pareja que lleva largo tiempo buscando tener un hijo/a y no lo consigue.
  • Una mujer sin pareja que desea tener un hijo y acude a un banco de esperma.

 

CONCEPCIÓN CONSCIENTE

¿Cuál es la situación ideal? Si decides tener un hijo/a haberte preparado previamente para darle la mejor acogida posible. ¿Qué implica eso?

Vamos a ver cuáles son los retos que nos plantean la concepción y la preconcepción (el período anterior a la concepción).

 

ANTES DE LA CONCEPCIÓN: LA PRECONCEPCIÓN

En la concepción has 3 personas implicadas: el bebé, la madre y el padre. Sí o sí, siempre están estas figuras. Sin una de ellas, no hay concepción.

 

LOS RETOS

En el momento de la concepción y durante la preconcepción habrá diferentes retos para cada una de las personas implicadas. ¡Vamos a verlos!

 

Retos para la madre

Abrirse

Concebir un hijo para la mujer implica ABRIRSE:

  • Abrirse a recibir un nuevo ser en su interior, a alimentarlo a partir de su propio cuerpo.
  • Abrirse a la responsabilidad de saber que a partir de ese momento todo lo que hagas va a influir en esa personita.
  • Abrirse a dejar atrás la etapa de ‘doncella’ (libre, va más ‘a su rollo’, centrada en sus propias necesidades, etc.) para convertirse en madre (y que sus propias necesidades queden relegadas en muchas ocasiones).
  • Abrirse a los cambios que se van a producir:
    • En su cuerpo
    • En su estilo de vida
    • En la disposición de su tiempo libre
    • En los cambios en la pareja (si la tiene)
    • En su economía
    • Saber que desde el momento de la concepción, absolutamente todo lo que haga o sienta influirá en la personita que llevará en su vientre: desde lo que coma, lo que sienta, etc.

Afrontar los miedos

  • Miedo a la infertilidad
  • Miedo a no ser capaz, a no ser una buena madre
  • Miedo a que haya algún problema durante el embarazo
  • Miedo al parto o a no saber parir.
  • Miedo a que su hijo tenga alguna dificultad, alguna enfermedad

Revisar su concepción, embarazo y crianza

Cómo es su relación con su madre, qué le dolió de su infancia, si hubo acontecimientos traumáticos, el embarazo es un momento en el que todo eso se va a reactivar y es una etapa especialmente sensible para sanarlo. Aun así, yo recomiendo que si es posible, ese trabajo se empiece a realizar antes de que se produzca la concepción, porque a partir de ese momento, todo lo que la mujer sienta le va a llegar a su hijo. Es como ‘preparemos con antelación todo eso, trabaja tu relación con tu madre, con tu padre, con tu infancia, con la niña que fuiste’. También el padre debería hacer este trabajo, pero de manera prioritaria, debería hacerlo la madre.

Revisar cómo va expresar su forma de ser madre

Qué tipo de embarazo desea, cómo quiere qué sea la supervisión médica, qué tipo de parto quiere tener, etc.; qué estilo de crianza quiere seguir. Si son compartidos con su pareja o cada uno tiene una opinión al respecto, etc.

La ambivalencia

El deseo de ser madre mezclado con el deseo de no serlo, por todo lo que implica serlo.

 

Retos para el padre
  • Que la madre pase a ocupar mucho más espacio. También como que todo queda en manos de ella: de su cuerpo, de sus decisiones.
  • Grado de implicación en el embarazo, en la crianza.
  • Estar dispuesto a dejar espacio para el nuevo bebé.
  • Acercarse o alejarse a la pareja.
  • Revisar también su propia concepción, embarazo, parto y crianza.

 

Retos para la pareja
  • Pasar de ser solo pareja a ser pareja + padres.
  • Dejar espacio a la nueva personita.

 

CÓMO PREPARARSE PARA UNA CONCEPCIÓN MÁS CONSCIENTE

Prepararse para una concepción consciente implica que los niñas y las niñas vengan al mundo con menos dolor, con menos heridas procedentes de su linaje. Prepararse conscientemente supone:

  • Sanar las heridas de tu propia crianza.
  • Sanar la relación con tu madre.
  • Permitirte sentir tus miedos, adentrarte en ellos. A veces no es fácil y es necesario el apoyo psicoterapéutico.
  • Hablar en pareja sobre qué tipo de acompañamiento durante el embarazo, el parto y el postparto.
  • Practicar la Sexualidad Sagrada, donde se realiza un acto sagrado y por tanto amoroso, de un encuentro entre el alma de una mujer y el alma de un hombre, para dar la bienvenida a un nuevo ser.
CONCEPCIÓN CONSCIENTE EN ESPIRAL DEL MAR

Es por ello que en Espiral del Mar decidí incluir diferentes propuestas para que las niñas y los niños fueran recibidos de manera más consciente y más amorosa: talleres presenciales, talleres online, y este mismo vídeo, entre otros.

En los siguientes enlaces puedes encontrar información al respecto:

 

Suscríbete a nuestro blog

Recibirás de inmediato en tu buzón el dossier especial “Propuestas básicas para empezar tu proceso de crecimiento personal”, sólo disponible a través de este medio.

Al hacerlo, recibirás también periódicamente nuestra Newsletter con las publicaciones y noticias de nuestro blog.

ebook crecimiento personal

¡Gracias por compartir!

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email