fbpx

Sesiones de Terapia de Pareja

Para cuidar vuestra relación mientras os cuidáis a vosotros

¿Recuerdas cómo os conocisteis?

¿Qué fue lo que más te gustó de él o de ella?

¿Cómo imaginabas que iba a ser vuestra vida juntos?

¿Qué sueños ibais a realizar juntos?

Y, ¿cómo ha sido vuestra vida hasta ahora?

¿Qué ha ido ocurriendo que os sentís desencantados, decepcionados e incluso dolidos?

¿Qué repercusiones tiene esa decepción en vuestro día a día?

¿Cómo os afecta emocional y físicamente?

¿Y a vuestra familia?

LA TERAPIA DE PAREJA ES UNA OPORTUNIDAD
PARA QUE OS ENCONTRÉIS DE NUEVO
DESDE EL AMOR QUE OS TENÉIS

¿Cómo son las Sesiones de Terapia?

Entre 2 y 4 sesiones de 1 hora al mes

En un horario adaptado a vuestra disponibilidad.

1.

Entender lo que os pasa como personas

¿En qué momento del ciclo vital estáis cada uno?
¿Qué retos se os presentan?
¿Qué os ha ocurrido a cada uno en la vida?
¿Qué tipo de carácter habéis construido desde pequeños?
¿Cómo influye todo eso en vuestras dificultades actuales como pareja?

4.

Expresar lo que os duele y lo que necesitáis.

2.

Comprender lo que os pasa como pareja.

¿En qué momento del ciclo vital de la familia estáis?¿Qué retos se os presentan?
¿Os queda alguna tarea pendiente de etapas anteriores?
¿Qué modelo de pareja habéis aprendido en vuestras respectivas familias?
¿Cuáles son vuestras principales dificultades?

5.

Escuchar (y no solo oír) lo que le duele al otro, así como qué es lo que necesita.

3.

Diferenciar entre el amor existente entre vosotros y cómo os relacionáis como pareja.

Cuando dos personas vienen a terapia, lo que habitualmente está dañado es la relación, no el amor que hay entre ellas.
Aunque cueste sentirlo por todo el dolor presente por las dificultades en la relación.

6.

Ver lo que sí hay en la pareja y agradecerlo.

A veces la pareja se centra tanto en lo que falta, que no ve todo lo que sí tiene.

1.

Entender lo que os pasa como personas

¿En qué momento del ciclo vital estáis cada uno?
¿Qué retos se os presentan?
¿Qué os ha ocurrido a cada uno en la vida?
¿Qué tipo de carácter habéis construido desde pequeños?
¿Cómo influye todo eso en vuestras dificultades actuales como pareja?

2.

Comprender lo que os pasa como pareja.

¿En qué momento del ciclo vital de la familia estáis?¿Qué retos se os presentan?
¿Os queda alguna tarea pendiente de etapas anteriores?
¿Qué modelo de pareja habéis aprendido en vuestras respectivas familias?
¿Cuáles son vuestras principales dificultades?

3.

Diferenciar entre el amor existente entre vosotros y cómo os relacionáis como pareja.

Cuando dos personas vienen a terapia, lo que habitualmente está dañado es la relación, no el amor que hay entre ellas.
Aunque cueste sentirlo por todo el dolor presente por las dificultades en la relación.

4.

Expresar lo que os duele y lo que necesitáis.

5.

Escuchar (y no solo oír) lo que le duele al otro, así como qué es lo que necesita.

6.

Ver lo que sí hay en la pareja y agradecerlo.

A veces la pareja se centra tanto en lo que falta, que no ve todo lo que sí tiene.

7.

Crear momentos de intimidad en los que compartir el disfrute de estar juntos.

8.

Cuidar la expresión del amor a través de la sexualidad.

Podréis tratar todos vuestros desencuentros en un espacio seguro, para poder encontraros de nuevo y decidir qué camino queréis seguir a partir de ahora.

Aprenderéis herramientas para que vuestra comunicación sea más fácil.

Vosotros decidís cuándo acabar el proceso de terapia.
Por mi parte, si veo que ya habéis alcanzado los objetivos para los que vinisteis, os lo planteo, lo hablamos y juntos tomamos la decisión de finalizar.

Soy Paz Grau Arcís, psicóloga especializada en psicoterapia y neuropsicología. Desde hace más de dos décadas acompaño a personas y a familias, que están viviendo momentos difíciles en su vida. 

Me gusta que las personas sientan que están en la pareja en la que quieren estar, que puedan sentirse seguras entregando su amor y recibiéndolo. Que sientan que tienen a su lado a una persona en la que pueden confiar y apoyarse. Que sus relaciones sexuales son plenas, que son un lugar de encuentro íntimo donde expresar su amor.

La terapia de pareja es para vosotros si…

  • Sentís que estáis en crisis

  • Ha ocurrido un suceso inesperado que está afectando a vuestra relación de pareja

  • Os cuesta mucho llegar a acuerdos en temas como la crianza de vuestros hijos
  • Hace tiempo que no tenéis relaciones sexuales o estas no son satisfactorias
  • Cada vez compartís menos espacios juntos​

La terapia de pareja no es para vosotros si…

  • Si en vuestra relación todo es fácil y os tratáis amorosamente
  • Pensáis que el problema de todo lo que os ocurre está en el exterior y no en vuestra relación
  • Creéis que vuestros problemas se solucionarán solos
  • No estáis dispuestos a hablar de verdad sobre lo que os ocurre
  • No queréis apostar por vuestra relación o por cerrarla bien, con mimo y cuidado, si ese es el caso​​​​

La terapia de pareja es para vosotros si…

  • Sentís que estáis en crisis


  • Ha ocurrido un suceso inesperado que está afectando a vuestra relación de pareja
  • Os cuesta mucho llegar a acuerdos en temas como la crianza de vuestros hijos
  • Hace tiempo que no tenéis relaciones sexuales o estas no son satisfactorias
  • Cada vez compartís menos espacios juntos​


La terapia de pareja no es para vosotros si…

  • Si en vuestra relación todo es fácil y os tratáis amorosamente
  • Pensáis que el problema de todo lo que os ocurre está en el exterior y no en vuestra relación
  • Creéis que vuestros problemas se solucionarán solos

  • No estáis dispuestos a hablar de verdad sobre lo que os ocurre

  • No queréis apostar por vuestra relación o por cerrarla bien, con mimo y cuidado, si ese es el caso​​​​

La terapia de pareja es para vosotros si…

  • Sentís que estáis en crisis
  • Ha ocurrido un suceso inesperado que está afectando a vuestra relación de pareja
  • Os cuesta mucho llegar a acuerdos en temas como la crianza de vuestros hijos
  • Hace tiempo que no tenéis relaciones sexuales o estas no son satisfactorias
  • Cada vez compartís menos espacios juntos

La terapia de pareja no es para vosotros si…

  • Si en vuestra relación todo es fácil y os tratáis amorosamente
  • Pensáis que el problema de todo lo que os ocurre está en el exterior y no en vuestra relación
  • Creéis que vuestros problemas se solucionarán solos
  • No estáis dispuestos a hablar de verdad sobre lo que os ocurre
  • No queréis apostar por vuestra relación o por cerrarla bien, con mimo y cuidado, si ese es el caso​​​​

Dudas que surgen
cuando las parejas os planteáis venir a terapia

¿Se puede hacer terapia de pareja cuando uno de los dos no quiere ir?

Venir a terapia requiere que las dos personas que la componen quieran hacerlo y que ambas se comprometan con el proceso.

Si no es así, entonces es preferible que quien esté dispuesto a venir, haga terapia individual y que en ella trabaje su situación de pareja

¿Te puedo llamar yo y contarte lo que nos está ocurriendo antes de la primera sesión para que cuando vayamos los dos ya sepas de qué va la cosa?

Me puedes llamar para concertar la primera sesión y ya en ella me contáis entre los dos lo que os ocurre. Es importante hacerlo así para que los dos os sintáis confortable y poderos acompañar a los dos de manera objetiva.

Le voy a proponer ir a terapia los dos para que acepte venir, pero en realidad pienso que el problema lo tiene él/ella

Cuando hay dificultades en una relación de pareja, el problema está en la relación, aunque a primera vista parezca que la ‘culpa’ es de uno de las personas.

En las sesiones iremos ahondando en lo que os ocurre al relacionaros y, en caso de que sea necesario, os propondré que llevemos a cabo alguna sesión individual para poder trabajar mejor la relación de pareja.

¿TENÉIS ALGUNA DUDA MÁS?
Escribidme